ÚLTIMO LATIDO

Ella que siempre está ahí sólo tienes que fijarte,  o igual no, tal vez no eres tú quien la ve si no es ella la que te va mostrando las nuevas adquisiciones de su colección fría  y eterna de cuerpos, para dejarte un mensaje... Probablemente quiera decir que esto se acaba, algún día caerás en sus manos, pasarás a ocupar el espacio que lleva tu nombre en su estantería. Quieras o no.
Pero quizás no… quizás sea una advertencia, un aviso de que disfrutes el aquí y ahora , que esto se acaba, caduca. Que  el camino es corto y cuando llegues al final ella te estará esperando con los brazos abiertos.

 

Escarabajo.

Porque al final después de mucho pensárselo tuve que salir al jardín… si me hubiera quedado en casa, enfrente del fuego no te hubiera encontrado. Porque , porque tuve que salir y verte ahí una vez más ella me lo tubo que volver a recordar.
Porque no me dejara en paz.