PROYECTO: Pintando con luz

Este groso de imágenes pertenece al proyecto fotográfico “pintando con luz”.

Esta serie fotográfica surge a raíz de un bloqueo  “artístico” sufrido hace unos meses. Me sentía incapaz de coger la cámara y entrar en el estudio o salir hacer fotos. Por circunstancias personales perdi la ilusión que antes me caracterizaba de aprovechar cualquien tiempo libre, bajar al estudio o salir al campo hacer fotos. Estuve mas de tres meses sin realizar ninguna imagen, hasta que un día me plante y me dije a mi misma en un dialogo interno.

-         ”Esto no puede seguir así. Al final dejaras de hacer fotos para siempre. Te acomodaras y acostumbrara a pasar los meses sin la cámara en las manos. Piénsalo no eres más feliz ahora que antes, sabes que te falta algo, lo sabes, y ¡hay que cambiar la actitud empezando por ahora!”

Esta reflexión me hizo coger la cámara y simplemente disparar. Sin ver el resultado o visulizandolo semanas después para evitar la presión que me generaba el pensar que ya las imágenes habían perdido la magia que antes tenían. Con el tiempo volvió a aparecer la ilusión y el cosquilleo en la tripa que sentía meses atrás al coger la cámara. Al volver a pensar que cosas podría ver que sin ella no vería. A disfrutar de ese rato de soledad. Porque si, cuando cojo la cámara es como entrar en otro mundo paralelo en el que las cosas cotidianas cambian de color y de forma y de significado. Un mundo que me absorbe en el que me sumerjo para estar yo sola con los objetos o las foras, un mundo en el que soy verdaderamente feliz y del que a veces me cuesta regresar.

 

Las imágenes son fotografías que representas esa incapacidad de dibujar que me caracteriza desde siempre. Como los primeros fotógrafos de la historia que utilizaban la cámara como herramienta auxilar para realizar cuadros y que finalmente acaban por hacerse fotógrafos en vez de pintores.